¿ Donde están las Musarañas ?

Hola de nuevo a toda la comunidad TDAH!

Seguimos en el confinamiento…. pero ya va quedando menos para poder recuperar nuestra vida habitual y volver a nuestras rutinas, tan amadas y odiadas a la vez, tan necesarias y tan prescindibles en según que momentos de nuestro estado emocional

Hoy me enviaban un artículo en el que se hacía alusión a la necesidad de «no hacer nada » en esta sociedad de la hiperproducción y reivindicando la importancia de distraerse y no focalizar en determinados momentos ahora que en el confinamiento parece que tenemos casi más obligaciones dentro de casa que cuando estábamos haciendo nuestra vida habitual.

Pues bien, a mi modo de ver creo que semejante afirmación sólo la puede hacer alguien a quién distraerse y estar en las musarañas no le supone un problema real, sino que más bien lo aplica por hobby o tiene capacidad para controlar el «In and Out » que supone entrar y salir de la ensoñación y el mundo interior.

«Estar en las musarañas» es una expresión antigua que hacía alusión a cuando los trabajadores del campo dejaban sus tareas para dedicarse a observar como estos pequeños mamíferos que habitan debajo de la tierra emergían a la superficie.

Y sabeis lo que más me gusta de estos pequeños animalillos a los cuales no se les atribuye ninguna utilidad conocida para el ser humano?

Que son considerados los mamíferos más activos que se conocen !. Se dedican a cazar tanto de día como de noche y pueden llegar a morir si no ingieren alimento en un periodo superior a cuatro horas. Increíble verdad ?

Maravillosa alegoría de cómo algo como una musaraña, a la que a priori no se le atribuye ninguna aportación a nuestra vida, puede tener semejante grado de actividad.

Ese mismo grado de actividad que tiene la musaraña es el que tienen los cerebros con TDAH en lo que respecta a su mundo interior y sus ensoñaciones. Y esto, como no podía ser de otra manera ( tomen nota los que dicen que el TDAH no existe ) tiene su origen en el funcionamiento de determinadas zonas de nuestro cerebro

La denominada » Default Mode Network» o Red Neuronal por defecto, se activa cuando estamos en un momento de introspección o de ensoñación, ajenos a lo que ocurre en el entorno que nos rodea y por tanto «desconectados» de ese foco atencional externo.

Por el contrario existe otra red , la llamada del «enganche cognitivo» que es la antagónica a la anterior y es la que se activa cuando nos focalizamos en una tarea concreta.

En las personas con TDAH estas dos redes conviven en un precario equilibrio y los estudios de neuroimagen realizados han demostrado que la red por defecto tiende a estar más activada que en la población general, de manera que el «estar en las musarañas» es una realidad objetivada y que ocurre realmente, al tiempo que es más difícil que se active la red del enganche cognitivo que es la que nos permite estar manteniendo el foco de atención al 100%

De esta manera, es más fácil entender el por qué cuando tienes TDAH estás entrando y saliendo continuamente de la realidad exterior e incluso puedes estar de forma simultanea en ambos mundos.

Esto, que en ocasiones es una ventaja, porque es desde ese mundo interior de donde surgen las ideas y las creaciones de forma continua y sin descanso, puede llegar a suponer una condena por la incapacidad de estar «conectados» al mundo exterior que en definitiva es el que nos sujeta a la vida real.

En resumen, son útiles las musarañas ?

5 Comments

  1. Rompiendo un lanza en favor de las musarañas, y por qué no en el del resto de animalitos…
    Pienso que el ser humano no tiene derecho a ser tan antropocentrista al juzgar a un ser vivo por su utilidad para éste. Peor aun es que todavía contemple a su semejante según el nivel de practicidad que éste o ésta le pueda reportar.

    Cuántos enigmas y misterios universales habrán sido resueltos en contemplación de musarañas, moscas, gatos, perros, ratoncitos y otros bichejos? Incluso motitas de polvo o un punto indeterminado en el infinito..?

    Bien es cierto que personalmente me gustaría tener más control sobre la focalización hacia las cosas que me aburren, como la vida fuera de mi entorno, la sociedad, es decir; todo el conjunto de reglas, comportamientos y convenciones que mi cerebro no logra entender de ésta nuestra comunidad humana.
    Supongo que es el Tdah el que me hace pensar así, sin embargo desearía tener más control por educación más que por otra cosa ya que pertenezco a un grupo social….aunque me aporte poco.
    En este punto alguien pensará que caigo en el mismo pecado del que he hablado al principio. Juzgar por nivel de utilidad al conjunto de seres humanos que hay más allá de la puerta de mi casa…en cuanto al conjunto reconozco mi pecado.
    A mi me interesan los individuos, por que no existen dos iguales y es de ellos de quienes se puede aprender cualquier cosa.
    Quiero que sepais que escribo toda esta parrafada desde dos puntos de consciencia opuestos como los que menciona Juncal. El plano real y el extradimensional en el que paso la mayor parte del tiempo y no siempre por capricho. También me he quedado sin azucar para el café y sin café admito que no soy persona, sino una nube abstracta expandida en vete tu a saber donde. Por ello pido disculpas si todo lo que he escrito parece atropellado o carente de sentido (en mi cabeza lo tiene…creo). En algún momento futuro de consciencia terrenal leeré esto y me echaré las manos a la cara maldiciendo o me reiré.
    En resumen;
    Qué pensarán las musarañas sobre la utilidad de la humanidad para su existencia?

Deja un comentario